Nuestra Historia

La historia del Monagas Sport Club data de 30 años y varias etapas llenas de amarguras y éxitos, de descensos, ascensos y la consagración de un título nacional, siempre al lado de la fiel y creciente fanaticada.

27

De 1984

un grupo de personas amantes del fútbol, entre ellos Joaquín Fariñas, Ramón Ramírez, Enrique Polo, Rubén León, Francisco "Paco" Espinoza y Luis Enrique Rodríguez, decidieron crear un equipo del deporte que más amaban: el fútbol. En 1988 Monagas Sport Club emprendió su camino en la Segunda División con una victoria 4-0 sobre Deportivo Puerto La Cruz en su estreno en el balompié criollo.

Años después de la creación llegó el ansiado sueño, la Primera División. Internacional de Lara y Deportivo Galicia perdieron la categoría y solo el ascenso le correspondía a Valencia FC hasta que el Pepeganga Margarita no pudo mantenerse en la primera y el cupo le fue otorgado a Monagas Sport Club para la Temporada 1990-1991. Ese año de debut vino de la mano del técnico uruguayo Don Víctor Pignanelli, quien venía de dirigir al equipo margariteño.

los primeros pasos

Desde entonces fueron seis temporadas seguidas en la máxima categoría del fútbol venezolano donde el equipo monaguense fue ganando fuerza y aficionados. Además le ofreció al país varios futbolistas que dejaron en alto el gentílico oriental, como los hermanos Fasciana (Franco y José), Alexis Acuña, Rafael Castellín, entre otros.

28

De 1990

Fue el 28 de octubre de 1990 cuando el equipo azulgrana hizo su estreno, en la máxima categoría del balompié criollo, enfrentando a ULA FC en Mérida que terminó con derrota de 1-0. Esa primera experiencia fue de un Monagas modesto, en la mitad de la tabla y con resultados sorpresas. Finalizó en el puesto 12 de 16 equipos con 29 puntos y anotando 33 goles, de los cuales 15 estuvieron firmado por Alexander “Comanche” Bottini, quien fue el máximo goleador en la campaña 1990-1991.

1995

Para la temporada de 1995 fue el final de la segunda era del Monagas SC. Aquel equipo de nuevos talentos logró avanzar a la siguiente fase de la campaña pero el estadio de fútbol del Polideportivo de Maturín no cumplía con los requerimientos mínimos de la Federación Venezolana de Fútbol. Sin embargo, la categoría Sub-20 del Monagas Sport Club logró alzarse con el título nacional luego de consagrar una gran temporada con un grupo de jóvenes futbolistas reunidos por el entrenador Antonio Mejía Altamirano, para luego entregárselos a Franco Fasciana y Eurípides Carrillo. Los juveniles superaron a todos en la zona oriental para luego eliminar a Marítimo SC en Cuartos de Final y posteriormente a Minerven en Semifinales -ambos en penales- para finalmente alzarse con el campeonato ante Portuguesa FC en la vuelta. Tras el 1-1 en Maturín, los azulgranas vencieron 1-2 a los rojinegros con goles de Orlando Mejías y Carlos “Pomada” Bravo.

El retorno a primera apareció desde el Torneo Nacional 2001, cuando los fundadores del club y otros empresarios más, lograron comprar el cupo del Unión Atlético El Vigía y a la postre disputar un torneo muy irregular con Manolo Contreras con técnico. El equipo finalizó en el noveno lugar con 17 puntos y debió jugar la promoción y permanencia ante Portuguesa FC, perdiendo la eliminatoria en penales (5-6), pero otra vez llegó la opción para la salvación. En la 2001/02 los problemas financieros de ULA-Mérida FC lo imposibilitaron seguir en la división de honor y nuevamente Monagas ocupó su cupo en primera, esta vez para asumir un papel protagónico.

2001

2002

33

Puntos

Los Guerreros del Guarapiche realizaron dos grandes torneos cortos llegando segundo en el Apertura con 33 puntos, tres menos que Nacional Táchira y en el Clausura 31 unidades, dos menos que Estudiantes de Mérida, para sumar 64 puntos en la Tabla Acumulada y sellar así la clasificación a su primer torneo internacional, en la naciente Copa Sudamericana 2002, de la mano de Eduardo Borrero en el banquillo.

Debut
internacional

Monagas jugó esa primera fase del certamen continental ante Deportivo Táchira, superándolo 0-2 en San Cristóbal y 3-0 en Maturín, para posteriormente medirse con San Lorenzo de Almagro en la Segunda Fase donde cayó ante el elenco argentino. Dicho encuentro tuvo que jugarlo de local en el Polideportivo Cachamay de Puerto Ordaz, porque el estadio de Maturín no cumplía con los requerimientos de Conmebol. Para la siguiente campaña logran sumar 45 unidades y con ello obtener su segunda clasificación internacional, en esta oportunidad a la Copa Sudamericana del 2003. Sin embargo, tuvo que despedirse en la Fase Previa con dos derrotas ante Deportivo Italchacao.

1era Div

Desde entonces Monagas SC fue un equipo que se mantuvo constante en la primera división, con resultados regulares, pero con presentaciones que seguían permitiendo que creciera la pasión futbolística en una ciudad que fue identificándose con los colores de la institución monaguense y que también se convirtió en la vitrina de destacados futbolistas oriundos de la región. Desde César “Maestrico” González hasta Edder Farías fue una era importante para el resurgir de los futbolistas del patio. Apodado como “Eddergol” en la Ciudad Distinta, el atacante monaguense se convirtió en el máximo goleador histórico del club azulgrana con 47 goles, uno más que Alexis Acuña, mientras que el cumanés Anthony Blondell ostenta el registro de más anotaciones en una temporada, con 23 dianas.

La campaña 2006-2007 fue la peor del Monagas SC desde su regreso, con 14 juegos seguidos sin ganar, el cuadro maturinés registró números que se tradujeron en el descenso, pero la expansión de la Primera División de 10 a 18 equipos post Copa América 2007 salvó la categoría y el equipo siguió siendo de primera. Esas cinco temporadas el Monagas SC se mantuvo como un equipo modesto, hasta la campaña 2011-2012 con Eduardo Borrero, cuando logró clasificar a la Serie Pre-Sudamericana y comenzó el transitar para una gran sorpresa. En el camino dejó a Deportivo Petare de visitante, luego a Zamora en penales en una serie de cobros perfectos en el estadio “Agustín Tovar” de Barinas y así sellar su tercera participación en una Copa Sudamericana. En agosto del 2012 el equipo disputó la primera fase de la Copa ante Liga de Loja de Ecuador, con derrotas en casa 0-2 y en Loja 4-2 que firmó el inicio de una debacle en el torneo local, terminando con el descenso de Monagas SC a la segunda división en la Temporada 2012-2013.

2006

2007

Nueva Era

Para el Clausura 2016, la nueva directiva del Monagas Sport Club decide hacerse con los servicios del director técnico Jhonny Ferreira y con ello también la restructuración, y conformación, de una plantilla con jugadores de mayor trayecto y experiencia en el fútbol profesional venezolano. Alejarse de los puestos de descenso era el objetivo y dicha meta fue más que superada con una protagónica actuación que ubicó al azulgrana en el tercer puesto del Clausura con 33 puntos y un total de 10 victorias, que les permitió acceder a los Cuartos de Final de la Liguilla. Deportivo Táchira fue el rival en los emparejamientos de los mejores ocho equipos del certamen, con un 2-1 en san Cristóbal y un 1-1 en Maturín los dirigidos por Jhonny Ferreira culminaban un semestre que reavivó la pasión del hincha azulgrana y catapultó un antes y un después dentro de la institución.

2016

Hasta que llegó La Nueva Era. Monagas Sport Club retorno a Primera División para la Temporada 2016 luego de ganar el Torneo Adecuación 2015. Sin embargo, el Apertura fue muy modesto con apenas 17 puntos que ubicaron al cuadro oriental apenas a un puesto del descenso, pero llegó una nueva manera de ver el fútbol.

2017

Campeones

El nuevo Monagas Sport Club arrancó la Temporada 2017 con modificaciones en la plantilla en busca de reforzar a un plantel que buscaba seguir asumiendo protagonismo y mantenerse en los puestos de vanguardia. Con la llegada de un Anthony Blondell hambriento de oportunidades y la mejor versión de Luis “Cariaco” González, Monagas finalizó la Fase Regular del Apertura 2017 ubicado en el sexto lugar de la tabla con 27 puntos, ingresando por segunda vez consecutiva a la Liguilla del certamen. Amparados en su línea defensiva bajo la capitanía de Ángel Hernández en el arco y la conexión de Daniel Febles, Luis “Cariaco” González y Anthony Blondell en zona de ataque, Monagas SC dejó en el camino a Zamora FC con un contundente 6-2 en el global, luego sacó provecho del gol visitante para eliminar a un poderoso Carabobo FC tras igualar sin goles en Maturín, y luego sentenciar su pase a la final del torneo con un empate 1-1 en el Polideportivo Misael Delgado de Valencia.

Gloria
Azulgrana

La final deparaba un gran rival. Caracas Fútbol Club, el equipo más galardonado de Venezuela sería el oponente de Monagas. La ida culminó 1-0 en Maturín con gol del juvenil Samuel Barberi y la definición del campeonato sería en el Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela. Caracas FC abrió el marcador en la vuelta colocando el global 1-1 en el primer tiempo, pero para la etapa complementaria Anthony Blondell envió un potente disparo que no pudo detener Wuilker Fariñez para registrar la diana monaguense en la capital obligando a los capitalinos a hacer dos goles más. A la postre, Edder Farías descontó emparejó las acciones 2-2 en el global pero no sería suficiente, pues Monagas logró mantener el marcador para finalmente obtener su primer título en Primera División y así tocar la gloria inmortalizando el nombre del Monagas Sport Club como campeones del Torneo Apertura 2017 en una tarde noche que estuvo cubierta por un cielo azulgrana y bajo un marco en el que también lograron sentenciar su cuarta participación en un certamen internacional y la primera a la competición de clubes más importante del continente, la Copa Conmebol Libertadores 2018.

Estrella

Luego de tener el cupo asegurado en la final absoluta de la temporada 2017, el cuadro azulgrana escribió en letras doradas su mejor campaña, luego de vencer al Deportivo Lara (Campeón del Torneo Clausura) con global de (2-1) y así sellar su primera estrella en sus 30 años de historia. Para llegar a este sueño, los guerreros del guarapiche se enfrentaron ante los rojinegros en el primer careo de la gran final celebrada en el estadio Monumental de Maturín un 13 de diciembre del 2017. En esa oportunidad los locales cayeron 0-1, gracias a la anotación de José “Patoncito” González al minuto 34, No obstante, para el cotejo de vuelta realizado el 17 de diciembre del 2017, Monagas iba a vivir un día que quedará marcado en la historia del club. Ante más de 25.000 fanáticos en el estadio Metropolitano de Cabudare, los azulgranas llegaron con la desventaja del partido y estaban obligados de revertir el resultado. En el minuto 37 empezarían bien las cosas para la visita, cuando Óscar González desbordaría la banda izquierda, al llegar a la línea final, realizó un pase al juvenil Yohanner García, quien a su vez ejecutaría un excelso pase a Anthony Blondell, este último mandaría guardar el balón tras una definición de primera que recurrió al palo derecho del arquero rival. Posteriormente, Agnel Flores al minuto 81, aprovechó un rebote del arquero Carlos García luego de un tiro de esquina y de pierna izquierda marcó el tanto definitivo y más importante del equipo azulgrana en sus 30 años de historia. Con el resultado de 0-2 en Barquisimeto, Monagas le dio vuelta al global para alzar el título como campeón absoluto y estampar su primera estrella.