Daniel Cesca finalizó un ciclo exitoso en la institución azulgrana

Daniel Cesca, en su momento coordinador de la cantera azulgrana y recientemente preparador físico de la disciplina monaguense, cerró un exitoso ciclo con el Monagas Sport Club, luego de tres años formando parte de la organización, siendo pieza fundamental de la reestructuración del club, pasando desde las categorías menores hasta convertirse en PF del primer equipo.

 

Caza talentos, formador de futbolistas de primer nivel, preparador físico, con una dilatada carrera en el fútbol venezolano, Daniel Cesca ha dejado su huella en cada una de las instituciones deportivas que han tenido la suerte de contar con sus habilidades y talento para reconocer hoy a jugadores del mañana.

 

Agradeciendo la confianza puesta en él y su trabajo de parte de Nicolás Fernández, a quien elogió por su trabajo con la institución, inició Cesca su emotiva despedida, rememorando su paso por el equipo y hablando de su incansable labor en las categorías formativas, que hoy recogen sus frutos.

 

“El crecimiento que ha tenido el equipo en estos años se debe en gran parte a él (Fernández), que apostó por Maturín para su proyecto. Doy gracias a todos los entrenadores, a la señora Arminda Quevedo que siempre estuvo a la disposición para resolver todo lo concerniente a las menores”, dijo.

 

“Con el proceso en la escuela estoy bastante contento, se cumplieron los objetivos a corto, mediano y largo plazo. Siempre quisimos hacer unas categorías competitivas desde lo futbolístico y hoy, a casi tres años, estamos haciendo un gran papel, además de manejar una filosofía de juego, que es sumamente importante”, señaló el profesor.

Image title

Recordando su labor dentro de Monagas, Cesca se mostró muy orgulloso de haber podido nutrir, de muchos talentos, el semillero maturinés.“Logramos traer a más de 40 jugadores en todas las categorías, desde años 99 hasta 2006 y esto influyó de forma positiva, tanto que nuestros talentos comenzaron a ser llamados por la selección nacional Sub 15 y Sub 17”, agregó. Si bien hoy en día el elenco azul y granate vive un presente fantástico en la Serie Elite, que abarca las categorías Sub 13, Sub 15, Sub 17 y Sub 19, es la Sub 15 una de las que mejor andar tiene en la competición, liderando la tabla de posiciones y dejando boquiabiertos a propios y contrarios, exhibiendo dotes de equipo profesional.

 

Es esta precisamente una de las obras de Daniel Cesca en la disciplina del Monagas Sport Club. “Fue una categoría que logré armar con futbolistas de Maturín y de otros municipios y estados. Hoy por hoy es una de la más importante del país, especialmente por cómo juega, la filosofía que manejan”, explicó el docente ex Caracas.

 

Haciendo un poco de memoria, el profesor sureño habló del título obtenido por esta camada de niños en la ciudad capital de Venezuela, en 2018, cuando “jugando buen fútbol y con actuaciones destacadas, obtuvieron ese campeonato”, despertando elogios de equipos como La Guaira, Metropolitanos, Caracas, clubes que son importantes en cuanto a formación se refiere

 

El entrenador argentino, luego de un largo pasó por el Caracas Fútbol Club, donde tuvo a jugadores como Yanowsky Reyes, Rómulo Otero, entre otros, viajó hacia el oriente del país para sumarse a un proyecto ambicioso liderado por el joven emprendedor Nicolás Fernández. Es así, como el rosarino tomó sus maletas y arribó a Maturín para tomar las riendas de las categorías formativas del Monagas Sport Club.

 

Impacto positivo

 

Tras su asentamiento en territorio Chaima, la labor del adiestrador se hizo más llevadera tanto que él mismo considera que “el club creció mucho en estos años. Logramos instalar la escuelita y de pasar de tener siete u ocho niños para jugar en las categorías estatales, ahora contamos con más de sesenta y hasta tenemos que armar varios equipos de cada categoría”, acotó.

 

A finales de 2016, Cesca llegó a La Ciudad Distinta con la misión de reestructurar las fuerzas básicas de la institución azulgrana, a fin de sentar bases sólidas para que en un futuro, el Campeón Absoluto de 2017 sea referencia a nivel nacional y continental en la formación y desarrollo de futbolistas.

 

El primer paso fue conocer y preparar al material humano con el que contaba la divisa monaguense. Hombres y mujeres comprometidos con el equipo y con un amor infinito por los colores y el escudo del club representativo del estado, para instaurar una idea y encaminar la visión y la misión de preparar, no solo a jugadores de elite, sino que también tomando como premisa formar hombres y mujeres de bien.

 

 

Desborde de talento

 

Ya durante el oriente trimestre del año 2017, la organización oriental había elaborado un proceso minucioso en búsqueda de talento a lo largo y ancho de todo el oriente, tomando como punto de partida, los municipios aledaños a Maturín y entidades vecinas como Anzoátegui, Nueva Esparta y Bolívar, con la mente puesta en pulir diamantes en brutos, que a la postre fueron hallados bajo la lupa del ex preparador físico azulgrana.

 

Nombres propios como Gerardo Hernández, José Padrón han saboreado las mieles de la Primera División, mostrando su carta de presentación en el balompié criollo como presente y futuro cercano de la disciplina. Ambos, aunado a una gran lista de jóvenes que fueron captados en las primeras pruebas para cazar talentos.

 

2017 será un año recordado por todo el entorno azulgrana, ya que representó el año número 30 desde la fundación de la organización y la temporada más exitosa en la historia de Monagas Sport Club, periplo en que se coronó por primera vez como Campeón en la máxima categoría, lauro que le permitió acceder a su primera fase de grupos de Copa Libertadores y posteriormente cerro en diciembre con la consecución de la estrella que brilla sobre el renovado pero significativo escudo.


Partiendo de la idea de nutrir al primer equipo de jugadores en su mayoría firmados en la institución, tomando como ejemplo a elementos que se potenciaron tras su llegada a Monagas cómo Luis “Cariaco” González, Anthony Blondell, Luis Guerra, Daniel Febles, entre otros. La dirigencia azulgrana apostó por el desarrollo de jóvenes que en un periodo de tiempo puedan brillar como los antes mencionados.

 

Es por ello que la labor de Daniel Cesca, en el futuro rendirá sus frutos, pues la primera piedra está puesta en un muro que de apoco se va firmando y reforzando, ahora bajo la tutela de Alexis Jordán, entrenador joven que asumió el rol del sureño tras su salto como PF del primer equipo para formar parte del cuerpo técnico de José Manuel Rey.

 

La era Rey

 

Una vez que el ex capitán histórico de la selección nacional tomó las riendas del banquillo azulgrana, no tardó mucho tiempo en incorporar al argentino, ya conocido desde su etapa en Los Rojos del Ávila, para comenzar a darle forma a un nuevo Monagas, con muchos jóvenes en su plantilla y así darle ese toque que pusiera nuevamente en el mapa al cuadro de Maturín.

 

“En mi experiencia en primera, me tocó formar parte del proceso de Rey. Desde lo labora fue un semestre en el que se trabajó muchísimo, pero la Primera División tiene estas cosas, los resultados no nos acompañaron, pero no tengo nada que reprochar, más bien agradecer siempre a los jugadores por entregarlo todo”, argumentó el ex coordinador.

 

De igual forma, Cesca no dudó en enaltecer el trabajo, el compañerismo y disposición de todo el cuerpo técnico, asegurando que “siempre existió ese respeto y ganas de trabajar, desde los utileros hasta la presidencia, todos siempre colaboraron”, sentenció el argentino.

 

La familia del Monagas Sport Club agradece el sacrificio, aporte y entrega de Daniel Cesca en la institución azulgrana a lo largo de los tres años en los que estuvo en la institución oriental.

Noticias Relacionadas

Enterese de lo que esta ocurriendo con Monagas Sport Club